Los programas de facturación son una de las herramientas que más están proliferando en los últimos años. Están pensados principalmente para autónomos y pequeñas empresas y, en la mayoría de los casos, constituyen una herramienta perfecta que además de emitir facturas también sirven de ayuda para controlar la contabilidad y los gastos en general. 

Descargar guía gratuita

Qué es un programa de facturación

Tal y como su nombre indica, un programa de facturación es un software que permite emitir facturas de forma rápida y sencilla. Esto agiliza con creces la emisión de las facturas, especialmente en los casos de autónomos o pequeñas empresas, que no suelen contar con un departamento financiero que se encargue de realizar estas operaciones. 

Además, hoy en día se pueden encontrar tanto programas de facturación de pago como gratuitos. Si bien es cierto que los gratuitos suelen ser útiles para una primera toma de contacto, la realidad es que los programas de facturación de pago aportan muchas otras ventajas que no tienen los primeros. De hecho, es muy habitual que los gratuitos sean los mismos de pago pero en su versión demo, lo que sirve para que el cliente lo conozca previamente antes de realizar la compra, con la que tendrá acceso a muchas más aplicaciones dentro del mismo software. De hecho, muchos de estos programas de facturación permiten el control de los gastos de la empresa más allá de la propia emisión de facturas, lo que no deja de ser un apoyo más en el día a día de trabajo. 

Qué usos y ventajas tienen

Sin duda, el uso principal de un programa de facturación es el de emitir facturas. En este sentido, estos programas facilitan con creces la función a autónomos y pequeñas empresas al partir de una plantilla inicial que puede personalizarse acorde a las necesidades concretas de cada caso. De esta manera, se puede emitir una factura con todos los elementos propios de este tipo de documentos de una forma casi automática, ya que el usuario únicamente tendrá que introducir los datos relativos al cliente y al servicio prestado, así como seleccionar aquellos elementos adicionales necesarios para ejecutar el pago en cada caso. 

Sin embargo, aunque esta sea su función principal, la mayoría de programas de facturación también incluyen otras herramientas, como pueden ser el control y localización de gastos de la empresa, inventario de facturas emitidas y facturas pagadas, así como diferentes datos sobre la evolución de la actividad de la empresa. 

Cuándo es recomendable usar un programa de facturación

Este tipo de software es recomendable en el caso de que no se cuente con un departamento financiero propio, así como en aquellos casos en los que dicho departamento sea pequeño y se necesite aligerar o agilizar la carga de trabajo. De hecho, más allá de los programas de facturación propios, existen diversas herramientas que permiten mejorar el control de gastos de la empresa y los propios empleados que ayudan también a llevar a cabo esta labor. 

En este sentido, un buen ejemplo es Corporate, una solución integral para la gestión y control de los gastos profesionales. O también Ticket Dietas, una de las soluciones más cómodas y sencillas de usar que permite pagar las dietas de manutención de los empleados desplazados desde una única plataforma.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.