Psicología y recursos humanos son fuente de solución de problemas en la empresa, pero, a veces, en este último caso, sucede lo contrario y este área se sitúa como causa de conflictos laborales.

 

Cuando surge algún problema en el lugar de trabajo se comunica a los empleados que deben recurrir a Recursos Humanos. Se supone que RR.HH. es el defensor del trabajador, que ofrece apoyo, asesoramiento y protección. Pero muy a menudo, los empleados se quejan de que el departamento de recursos humanos es frío, impersonal y burocrático.

 

La percepción de que a los responsables de esa área no les importa el resto de la plantilla o acusaciones de hacer sentir a quienes acuden a ellos con un problema como si fueran el responsable del mismo, empeoran la comunicación en la empresa y arraigan un clima enrarecido, en vez de solucionar tensiones y fomentar una atmósfera positiva.

 

Con demasiada frecuencia, los departamentos de RR.HH. se centran exclusivamente en las funciones de gestión y se olvidan de las funciones «humanas»: asesorar a los empleados, escuchar sus inquietudes, brindar apoyo, el tipo de cosas que ayudar a aliviar las preocupaciones y estrés, o que elevan la moral de los trabajadores.

 

Psicología y recursos humanos deben avanzar al unísono para asegurar la cercanía de un área de importancia estratégica, clave en la comunicación empresarial. Entonces, ¿cuál es la solución?

Descargar guía gratuita

Psicología en recursos humanos

En ocasiones, el problema de fondo es que algunos empleados pueden tener dificultades para comunicarse de manera efectiva. Cuando esto sucede, puede deberse a tres causas:

  • Falta de inteligencia emocional. Puede suceder que la persona puede no se dé cuenta de que se está comunicando de manera ineficaz.
  • Falta de comprensión de las técnicas de comunicación efectiva. En este caso, la persona es consciente de que se esfuerza por comunicarse de forma efectiva, pero no sabe cómo mejorar.
  • Falta de confianza. Pese a entender el esfuerzo que hace por mejorar y comprender en teoría cómo lograrlo, a la persona le falta la confianza para hacerlo con eficacia.

 

Ante estas situaciones, y teniendo en cuenta el enfoque de la psicología, los responsables de recursos humanos deberían prever la necesidad de poner en marcha un programa de capacitación que ayude a los miembros del equipo que lo necesiten, a perfeccionar sus habilidades de comunicación.

 

En ocasiones, será una cuestión de perspectiva, y bastará con derribar barreras, otras hará falta descubrirles las técnicas que les ayudarán en su propósito.

Psicología y recursos humanos para mejorar la comunicación

La combinación de psicología y recursos humanos mejora la comunicación en la empresa, al establecer una línea de base, uno estándares sobre los que estructurar el intercambio de mensajes entre compañeros y también con personas ajenas a la organización.

 

Entre las pautas a seguir destacan las siguientes:

 

  1. Los profesionales de RR.HH. deben establecer líneas de comunicación cercanas y personales con los trabajadores. Es precio que se impliquen y derriben el muro que separa su departamento del resto de la empresa, impidiéndoles ver lo que sucede. En ocasiones, esto puede no ser solo una metáfora: ¿has pensado en cambiar el lugar de trabajo del área de RR.HH? Puertas siempre abiertas, muros de cristal o un espacio diáfano podrían mejorar resultados.
  2. Los RR.HH. deben adoptar su doble función de hacer cumplir las políticas, llevar a cabo el difícil trabajo de tener que ser portador de malas noticias y proteger las preocupaciones de la empresa, pero también ser un defensor del trabajador. Con demasiada frecuencia, los profesionales de recursos humanos se identifican demasiado con la compañía y se desarrolla una mentalidad de nosotros (administración) frente a ellos (trabajadores). Los recursos humanos deben ser un puente unificador para la administración y la plantilla. Una buena forma de darles la oportunidad de acercarse a cada caso particular y establecer una comunicación saludable es autorizando nuevas políticas, como la retribución flexible, que habilitarían a los profesionales de este área a encontrar, junto con cada trabajador, los sistemas de compensación que más les interesan según sus circunstancias personales en cada momento.

La combinación efectiva de psicología y recursos humanos minimiza malentendidos, ayuda a todos a comprender su responsabilidad, fomenta un clima positivo en la empresa y asegura un canal de comunicación efectivo a través del que resolver cualquier contratiempo.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.