Los anuncios clásicos de trabajo están muertos. Simplemente ya no funcionan y puede que lo hayas comprobado tras publicar una oferta de trabajo y no obtener los resultados deseados. Puede que no recibieras ninguna aplicación, o que obtuvieses un gran volumen de aplicaciones, pero no cualificadas o, incluso, podría suceder que hubieses recibido algunas solicitudes de candidatos de alta calidad, pero que, al final, resultaron ser una mala opción para la empresa.

 

Muchos empleadores están luchando con problemas similares, debido a que aún utilizan el enfoque clásico y tradicional del anuncio de trabajo. Pero el reclutamiento ha cambiado. Ahora los candidatos tienen el poder y, por esa razón, ha dejado de ser suficiente con informarles acerca de un puesto vacante al publicar una oferta de trabajo.

 

Si desea contratar a los mejores profesionales, hace falta mucho más: un nuevo enfoque de descripción del puesto vacante, que permita vender el trabajo; y, una concienzuda selección de los lugares donde publicar la oferta de trabajo.

Descargar guía gratuita

Publicar una oferta de trabajo: un nuevo enfoque descriptivo

Un anuncio de trabajo es exactamente lo que su nombre dice: un anuncio. Y no hay que olvidar que el objetivo de cada anuncio es vender algo. Al publicar una oferta de trabajo se está tratando de vender la empresa, la marca y una posición determinada en el equipo.

No es suficiente, por tanto, comunicar que existe un puesto vacante, sino que es preciso:

  • Centrarse en las necesidades del candidato y no solo en las de la empresa.
  • Ofrecer una información más completa acerca de los beneficios de unirse a la organización y de ostentar el rol vacante, en vez de limitarse a hablar de los deberes y responsabilidades. Se trata de demostrar que la empresa es un lugar extraordinario para trabajar.
  • Explicar por qué ese puesto de trabajo puede interesar al candidato y cómo podría beneficiar a su carrera.

Estas recomendaciones pueden significar que sea requerido un cambio en la estructura del anuncio de empleo. Será conveniente hacerlo, igual que también conviene dejar atrás la excesiva formalidad al publicar una oferta de trabajo y escoger un tono más directo, cercano y amable, que corte la distancia entre el candidato y la empresa.

Dónde publicar una oferta de trabajo

La estrategia para publicar una oferta de trabajo ha de adaptarse al perfil de candidato que estamos intentando atraer. No es lo mismo buscar a un profesional altamente cualificado, como un especialista senior, que a un trabajador de menor edad y con poca experiencia laboral y un currículum académico menos extenso.

Tal y como advertíamos en los primeros párrafos, es importante personalizar el anuncio, para que se perciba como hecho a la medida del candidato. Y esto no solo incluye al contenido y el formato, sino también a la ubicación.

Al plantearse dónde publicar una oferta de trabajo hay que tener en cuenta:

  • El rango de edad del candidato.
  • Su perfil, a nivel de experiencia profesional y de formación.
  • Su género.
  • Su dominio de los idiomas.
  • Su familiaridad con la tecnología.

Profundizando en las características del candidato ideal, será más fácil conducir un análisis que permita averiguar en qué redes sociales es más fácil encontrarle, cuáles son sus portales de empleo preferidos (aquí tienes los 30 gratuitos y mejor valorados en 2018), a qué comunidades online pertenece o con qué universidades o escuelas de negocios sigue en contacto.

 

A día de hoy, es importante darse cuenta de que publicar una oferta de trabajo en la propia web corporativa o en un portal de empleo generalista no asegura la tracción de candidatos esperada ni el perfil profesional requerido. Hay que afinar y moverse por donde lo hacen los futuros empleados de la compañía. ¿Ya sabes dónde encontrar el talento? Si lo tienes claro, ahora la siguiente meta es retenerlo.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.