Un recibo de pago es un documento que acredita que el pago por un producto o servicio se ha producido efectivamente, cerrando así el proceso de venta. Cuando se refiere a bienes puede servir como prueba de propiedad, al estar emitido por el acreedor, que es quien transfiere este derecho a cambio del pago de un precio cierto.

Guia tips financieros para autonomos
Es habitual que en un recibo de pago se reúna información relativa a:

  • Los bienes o servicios por los que se abona una cantidad.
  • Su precio.
  • La existencia de descuentos, si es el caso.
  • Los impuestos aplicables.
  • El monto total pagado.
  • El método de pago elegido.

No es extraño que el recibo de pago incluya información completa sobre el vendedor o proveedor de servicios, aunque los datos que recoge acerca del comprador suelen ser más limitados.

Es importante no confundir el recibo de pago con la factura ya que, aunque ambos documentos están emitidos por el acreedor, en este último caso lo que se expide es una solicitud de pago, que puede fijarse a un plazo determinado, como, por ejemplo, a 30, 60 o 90 días.

Tampoco es lo mismo el recibo de pago que el pedido ya que, en una orden de compra se autoriza el envío o la entrega de productos expresando la decisión de pagar por ellos el precio acordado.

La función de comprobante de abono es la más extendida del recibo de pago, especialmente en el medio online, donde se emplea para reforzar la garantía del comprador y ayudarle a justificar su propiedad sobre el objeto del contrato, caso que fuese necesario presentar medio de prueba.

Qué datos debe contener un recibo de pago

El recibo de pago es más que un documento puramente transaccional, ya que contribuye a mejorar la relación entre el comprador y el vendedor o proveedor de servicios, al aportar transparencia al intercambio acordado.

Si bien no existe una forma recogida en la Ley por la que deban regirse los recibos de pago, sí que es importante que, al hacer uno se tenga en cuenta:

  • La necesidad de encabezar el documento con un título donde se exponga que se trata de un recibo de pago.
  • El nombre y razón social del emisor del recibo.
  • Incluir una mención al concepto por el que se ha producido el abono o a la propia factura.
  • El importe total que el comprador o tomador de servicios ha abonado y la cantidad que quedaría pendiente de pagar, si fuese el caso.
  • El medio de pago utilizado.
  • La fecha en la que el pago se hace efectivo.

Además, existen otros elementos que no pueden faltar en el recibo de pago. Se trata de los siguientes:

  1. El precio original del bien o servicio y cualquier descuento aplicable, así como la tasa impositiva que sea de aplicación.
  2. Los costes adicionales y recargos que aumenten este precio, que deben quedar detallados en el desglose de la cuantía. Los gastos de envío serían un ejemplo.
  3. Cualquier otra información relevante para la venta, como la política de devolución o la información de la garantía también deben aparecer en el recibo de pago.

Descargar guía gratuita:

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.