Para un profano en la materia, hablar de una empresa rentable supone, en términos generales, que genera más ingresos que gastos. Sin embargo, para los profesionales de las finanzas, existen muchas formas de calcular los resultados de la compañía a través de las numerosas ratios de rentabilidad.

ROI o ROA son algunas de las ratios de rentabilidad más conocidos, pero el análisis de la eficiencia empresarial puede aplicarse en base a numerosos parámetros y criterios, dando lugar a complejas siglas como RAROC, RORAC, ROTE, RORWA…

Guia tips financieros para autonomos

¿Qué son las ratios de rentabilidad?

Las ratios de rentabilidad son fórmulas matemáticas que nos permiten desvelar cuál es la marcha de la organización a nivel financiero, es decir, la eficiencia con la que la compañía ha utilizado los recursos para obtener beneficios.

Ahora bien, este cálculo económico puede realizarse en base a diferentes partidas del balance o de la cuenta de pérdidas y ganancias e integrar en su análisis diferentes elementos, haciendo variar notablemente el resultado final sobre la evolución de la empresa. Por ejemplo, un negocio puede resultar rentable –entendida como que recibe ganancias por una inversión- si analizamos los gastos dedicados a producir el bien o servicio con los ingresos recibidos, pero quizá sufra pérdidas si en el cómputo de la inversión realizada le añadimos los costes de personal, impuestos, intereses de bancos, amortizaciones, capital inmovilizado…

De ahí la importancia de conocer cuáles son las diferentes ratios de rentabilidad y su significado para conseguir una imagen fidedigna de la eficiencia de la empresa en todos los ámbitos que nos permita desarrollar un control de gastos y estrategia operativa acorde. .

¿Cuáles son las ratios de rentabilidad más usados?

Entre las fórmulas para realizar este cálculo destacan las siguientes:

  • ROI (Return on Investment). Esta ratio indica la rentabilidad que obtiene la empresa sobre sus activos, es decir, la eficiencia en la utilización del activo y se obtiene dividiendo el beneficio antes de intereses e impuestos (BAII) por el activo total.

ROI= Beneficios brutos / Activo total

 

  • ROE (Return on Equity). Esta ratio de rentabilidad financiera es una de las más empleadas por el sector empresarial pues manifiesta el beneficio neto obtenido en comparación con la inversión de los accionistas. Se calcula dividiendo el beneficio neto (después de impuestos) entre los fondos propios.

ROE= Beneficios netos / Activo propio

 

  • ROTE (Return of Tangible Equity). Muy similar al anterior, con la diferencia de que excluye del capital aquellos elementos intangibles, como preferentes o el fondo de comercio.

ROTE= Beneficio total / Capital tangible

 

  • ROA (Return of Assets).  Calcula la relación entre el rendimiento y los activos totales de la empresa.

ROA= Beneficio neto / Activos totales

 

  • RORWA (Return on Risk-weighted Assets). Se trata de la rentabilidad ajustada al riesgo que relaciona el capital con los activos ponderados por riesgo.

RORWA= Resultado neto / Activos ponderados por riesgo

 

  • Rentabilidad neta del activo. Se basa en el sistema Dupont y vincula la capacidad de los activos para producir utilidades, independientemente de la forma en que se ha financiado.

Rentabilidad neta del activo= (Utilidad neta / Ventas) * (Ventas / Activo total)

 

  • Margen bruto. Realiza una aproximación a la rentabilidad de las ventas frente al costo de ventas y pone de relieve la capacidad de la compañía para hacer frente a los gastos operativos y generar ingresos.

Margen bruto = (Ventas – Costo de ventas) / Ventas

 

  • Endeudamiento del Activo. Muestra el nivel de autonomía financiera de la compañía.

Endeudamiento del Activo= Pasivo total / Activo Total

 

  • Liquidez corriente. Es uno de los más frecuentes para medir la capacidad de la organización para cancelar sus operaciones a corto plazo.

Liquidez corriente= Activo Corriente / Pasivo Corriente

 

  • Beneficio neto sobre recursos propios medios. Es la rentabilidad que obtiene el accionista en base al valor en libros de los recursos propios, entendidos como el capital desembolsado, más las reservas y los beneficios no distribuidos.

Beneficio neto sobre recursos propios= Beneficio neto / Recursos propios medios

 

  • Ratio de morosidad. En este caso, el objetivo es conocer la tasa de deudores que tiene la empresa.

Ratio de morosidad= Créditos dudosos/ (total cartera de créditos + avales + resto riesgos de firma)

 

  • Rentabilidad sobre activos. Ratio que mide la rentabilidad de los activos de una empresa, estableciendo para ello una relación entre los beneficios netos y los activos totales de la sociedad.

Rentabilidad sobre activos= Beneficio neto / Activo total

Descargar guía gratuita:

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.