Actualmente, en la mayoría de las grandes empresas y proyectos se trabaja con equipos, por lo que su buen funcionamiento es clave para la productividad y el cumplimiento de los objetivos establecidos. En este sentido, los roles de equipo constituyen un elemento muy importante en el funcionamiento de los equipos de trabajo, por lo que es fundamental comprender su funcionamiento y las implicaciones que tiene para los proyectos. 

Descargar guía gratuita "Características y funciones del controller financiero"

Qué son los roles de equipo

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de hablar de roles de equipo es que no se está haciendo referencia necesariamente a una cuestión de puestos de trabajo o de jerarquía en la empresa. Los roles de equipo responden a las aptitudes particulares de cada trabajador a la hora de desarrollar sus tareas. Es decir, se trata más de una categorización psicológica de los miembros del equipo de trabajo acorde a sus aptitudes y destrezas personales.

La importancia de los roles de equipo en la productividad

Aunque un equipo de trabajo puede funcionar sin roles de equipo, esto implica que será un equipo menos productivo y eficiente. Todo empleado que trabaja en un proyecto que se desarrolla en equipo es porque tiene algo que aportar a dicho equipo. En consecuencia, tiene que existir una tarea determinada asignada a dicho trabajador. Cuando estas tareas se distribuyen acorde a las aptitudes y destrezas personales de cada empleado, el resultado es que el desarrollo del proyecto se realiza de forma mucho más eficiente y termina siendo más rentable. Debido a esto, es muy recomendable que existan estos roles de equipo dentro de cualquier grupo de trabajo, aunque se establezcan de forma informal llegado el caso. 

Tipos de roles de equipo

Otro de los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de hablar de los roles de equipo es que, dependiendo de la empresa y del tipo de proyecto que se esté realizando, los roles podrán ser más o menos variados. Sin embargo, la mayoría de psicólogos han definido por lo menos seis roles diferentes que están presentes en la mayor parte de equipos de trabajo. 

  • Rol de coordinador: Se trata de la persona que termina actuando como nexo de unión entre el resto de personas del equipo y quien se ocupa de distribuir las tareas y de coordinar su funcionamiento y desarrollo. Suele estar asociado al papel de jefe o director de proyecto, aunque este título está vinculado más a un puesto de trabajo en sí mismo que a los roles de equipo en general. 
  • Rol de investigador: Otro de los roles de equipo que suele estar presente en la mayoría de grupos de trabajo es el de investigador. Esta persona se ocupa de localizar las fuentes o los contactos necesarios para llevar a cabo el proyecto, por lo que, además de dotes de investigación, también suele ser una persona con aptitudes avanzadas en comunicación interpersonal. 
  • Rol de creativo: Otro de los roles de equipo comunes a la mayoría de grupos de trabajo es el de creativo. Se trata de una persona que destaca por tener buenas ideas, así como ser capaz de encontrar soluciones ingeniosas donde el resto del equipo suele quedarse atascado. 
  • Rol de cohesionador: Suele ser un rol vinculado al papel de líder e, incluso, al mismo rol de coordinador. Sin embargo, el rol de cohesionador está más vinculado a la capacidad de mantener el equipo unido y en funcionamiento que a la simple repartición y supervisión de las tareas propias del proyecto. 
  • Rol de especialista: Se trata de uno de los roles de equipo que más facetas puede tomar, tantas como especializaciones necesarias estén implicadas en el proyecto. Se trata de una persona que trabaja de forma muy eficiente, pero en su campo. Son personas que desarrollan gran parte de las tareas del proyecto, aunque suelen hacerlo sobre la base proporcionada por el resto de los integrantes del equipo. 
  • El impulsor: Se trata del último de los roles de equipo que se pueden encontrar en la mayoría de proyectos. Está caracterizado por ser una persona proactiva, cuya actividad hace que el proyecto avance y que es capaz de encontrar nuevos recursos donde el resto de integrantes del grupo son incapaces de hacerlo. 

Los equipos de trabajo que cuentan con una distribución de roles de equipo bien definida son más eficientes y productivos. El momento ideal a la hora de llevar a cabo esta distribución es tanto al principio del proyecto como durante las primera fases del mismo, cuando todavía se está en condiciones de redefinirlos si fuera necesario. De esta manera, el desarrollo del proyecto se ejecutará de forma mucho más rápida, eficaz y será más rentable para la empresa.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.