Cómo trabajar desde casa de manera eficaz 02 de Diciembre de 2015
¿Crees que se rinde al mismo nivel trabajando desde casa que desde la oficina? Trabajar desde casa puede parecer una opción cómoda y beneficiosa para todos pero hay que tener siempre en mente nuestros objetivos, sin dejar que la distancia con compañeros y clientes nos distraiga del concepto de trabajo.
Con el teletrabajo se terminaron los atascos, el dresscode formal, el tener que escuchar los ruidos de los compañeros con los que compartes espacio y alguna que otra distracción.
 
Según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), únicamente el 27% de las empresas españolas cuenta con empleados que teletrabajan de forma habitual.
 
Sin embargo, son numerosos los expertos que apuestan por esta forma de trabajo como un paso hacia el éxito de muchas organizaciones y empresas.

Trabajar desde casa, ¿una tendencia de futuro?

“Debería ser más habitual, porque hay informes que demuestran que aumenta la productividad, algunos hasta el 60%», afirma Silvia Leal, asesora de la Comisión Europea y directora de los programas de tecnología del IE Business en declaraciones hechas a ABC.es, mientras que José Ramón Pin, profesor del IESE opina, en un artículo del mismo diario, que “la tendencia al teletrabajo aumentará sin dudas”.
 
Hemos preguntado también a Repsol, compañía que apuesta en firme por esta práctica y que ha publicado incluso un Libro Blanco del Teletrabajo, y desde el departamento de Diversidad y Conciliación nos cuentan que «es sabido que la conciliación entre vida personal y profesional es algo que genera orgullo de pertenencia y, con ello mayor entusiasmo, interés y eficacia. Repsol apuesta por el teletrabajo como plataforma base dentro del mundo de la conciliación y satisfacción de personal y jefes».
¿Sabes cómo sacar provecho a esta forma de trabajar? Te damos algunas claves para que le saques el máximo rendimiento, ¡toma nota!
Cómo trabajar desde casa de manera eficaz Claves para aprovechar al máximo tu trabajo desde casa

1. Ponte el despertador

Márcate unos horarios. Por supuesto, no es necesario que te despiertes a la misma hora que lo harías si necesitases vestirte, coger el coche y llegar a tiempo a la oficina. Pero tu jornada laboral debería empezar, como tarde, a las 9:00 horas.
 

2. Gestiona tus tareas

Es imprescindible que lleves un control meticuloso y exhaustivo de las tareas que tienes pendientes. Ten en cuenta que no cuentas con nadie que te lo pueda recordar y que es la forma más práctica de tener un sistema efectivo y gestionar correctamente el tiempo.
 

3. Vístete y arréglate

Aunque nadie te esté viendo, no es bueno trabajar en pijama. Ponte ropa de calle y así te mentalizarás de que estás trabajando y tendrás una actitud mucho más activa.
 

4. Reserva un espacio

Es importante que tengas un lugar para trabajar en el que te puedas olvidar del entorno doméstico y te centres en tus tareas. Así evitarás ir rotando de sitio y perder tiempo, además de tener a mano todo lo que necesitas.
 

5. Haz descansos

Al igual que en la oficina, márcate unas horas de trabajo que siempre tienen que ir acompañadas de sus respectivos descansos: para tomarte un café, hacer una llamada personal, comer o bien desconectar un rato dando un corto paseo. Deja claro a tu entorno más cercano cuáles son esos horarios para que ellos también lo respeten.

6. Mantente conectado

La comunicación es esencial. El que no estés en la oficina es una razón de más para mantenerte al teléfono y comunicarte continuamente con compañeros, jefes y clientes. ¡La tecnología nos facilita enormemente este punto!

Guia tips financieros para autonomos

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.