¿Qué es el salario emocional y cuáles son sus ventajas?

El salario emocional es el conjunto de beneficios que los trabajadores obtienen de su trabajo y que no están vinculados con una retribución monetaria, sino con la retribución emocional que les aporta el desempeño de su trabajo. En resumen, el salario emocional es el conjunto de retribuciones emocionales que un trabajador recibe por su trabajo. Es un factor fundamental que todas las empresas deben tener en cuenta, ya que un salario emocional alto se traduce en trabajadores más satisfechos y, en consecuencia, en un menor índice de rotación y una mayor retención del talento, entre otros muchos beneficios.  

El conjunto de retribuciones emocionales abarca aspectos como por ejemplo, contar con un buen ambiente de trabajo, disponer de beneficios sociales, horarios flexibles, una perspectiva laboral que permita al trabajador crecer y desarrollarse profesionalmente, etc. 

En muchas ocasiones el salario emocional de un trabajador es más importante que el dinero que pueda percibir por realizar su trabajo. Cada vez es más creciente el número de trabajadores a los que una empresa les atrae por disponer de una cultura empresarial sólida y saludable, por la flexibilidad de trabajo o por los diversos beneficios sociales que proporcione a sus empleados. Esta forma de retribuir al trabajador complementa los conceptos salariales tradicionales, agregando aspectos emocionales que en muchas ocasiones significan más para un empleado que el dinero. 

No obstante, el salario emocional no sustituye al sueldo, ya que la retribución monetaria es la forma principal de que el empleado obtenga una compensación por su trabajo, sin embargo, el uso del salario emocional está asociado a importantes beneficios, tanto para la empresa como para el trabajador. 

Ventajas del salario emocional para la empresa 

El salario emocional es fundamental para cualquier empresa, ya que constituye uno de los factores principales que determina la satisfacción de los trabajadores en sus puestos de trabajo. Esto se traduce en un impacto muy positivo en la empresa. 

El objetivo del salario emocional es cumplir con las expectativas de los empleados, vinculándoles emocionalmente con la empresa, aumentado su bienestar y fidelidad con la marca. Un salario emocional ofrece para la empresa una serie de ventajas principales: 

  • Incremento del compromiso y la fidelidad a la empresa. Cuando una empresa apuesta por el salario emocional se traduce inmediatamente en el refuerzo de un vínculo que evolucionará con el compromiso recíproco. Un empleado contento  es fiel a su empresa, adquiriendo una visión y compromiso plenos en el desarrollo de sus tareas. 
  • Bajo coste. Hay momentos en los que las empresas no pueden aumentar los salarios de sus empleados pero quieren compensarlos por su buen trabajo. En esas ocasiones, esta opción es la mejor, ya que resuelve la necesidad presente, asegurando el impacto positivo de unos resultados que perduran en el tiempo y ayudando al mismo tiempo, a atraer al mejor talento y a mejorar la marca empleadora. 
  • Atracción y retención del talento. El salario emocional es un método motivacional muy efectivo a la hora de atraer a una empresa al mejor talento. El salario emocional ofrece una imagen atractiva para generar expectativas en futuros candidatos al mismo tiempo que contribuye a retener trabajadores mejor formados y con mayores índices de producción. 
  • Reducción del absentismo. Un empleado feliz trabaja y rinde mejor. Los salarios emocionales consiguen que los trabajadores estén felices y motivados mejorando la productividad y rendimiento. 
  • Índices de rotación de personal bajos. Al contar con empleados satisfechos, estos no buscan cambiar de trabajo y, en consecuencia, los índices de rotación de personal descienden notablemente.  
  • Reducción de gastos de selección y formación de personal. Al no tener que buscar y formar a nuevos trabajadores se reducen considerablemente los gastos derivados de estas actividades.  
  • Mayores índices de producción. Todos los puntos que acabamos de ver se traducen en unos índices de producción más elevados, lo que repercute positivamente en los beneficios de la empresa. 

Ventajas del salario emocional para los trabajadores 

Está claro que el dinero es la forma principal de garantizar que el empleado de una empresa obtenga una compensación por su trabajo. No obstante nadie duda de la importancia que tiene el salario emocional para un trabajador y de los beneficios que le proporciona: 

  • Incremento de la motivación y bienestar psicológico. Cuando el empleado percibe que la empresa se ocupa de sus necesidades personales y reconoce su trabajo, se siente más valorado y motivado, reduciendo el estrés y aumentando su compromiso y motivación.  
  • Conciliación. Al ofrecer horas de trabajo flexibles o beneficios sociales como el cuidado de niños, la empresa ayuda a conciliar el trabajo con la vida familiar, lo que incrementa también la productividad de los empleados. 
  • Oportunidades de crecimiento personal y laboral. A veces, el salario emocional adquiere la forma de oportunidades de autodesarrollo y capacitación. La formación, el coaching o el mentoring ayudan a los empleados a adquirir nuevas capacidades que fomentan su desarrollo. 
Ventajas del salario emocional

Tipos de salario emocional  

Como acabamos de ver, para fomentar un buen salario emocional en los trabajadores es necesario cuidar sus condiciones laborales más allá de la simple retribución económica. Es decir, es necesario fomentar la felicidad y la conciliación de los empleados en su actividad diaria.  

En muchos casos, el incremento de salario no es suficiente para retener a un trabajador en un puesto de trabajo si éste no está satisfecho con el mismo. Por ello, es fundamental mejorar las condiciones no materiales de los trabajadores. Veamos a continuación algunos de los tipos de salario emocional más utilizados en la actualidad: 

  • Horarios flexibles. La flexibilidad de horarios es uno de los factores principales a la hora de aumentar el salario emocional de los trabajadores, ya que les permite adaptarse mejor a otras actividades y necesidades diarias fuera del trabajo.  
  • Teletrabajo. Aumenta la capacidad de adaptación de los trabajadores y mejora su percepción del propio puesto de trabajo y de la empresa en su conjunto.  
  • Plan de carrera profesional. Que las compañías cuenten con un plan de carrera profesional para sus empleados es fundamental. Estos planes motivan a los trabajadores y aumentan su salario emocional dentro de la empresa, lo que permite retener el talento y que la implicación de estos aumente.  
  • Beneficios sociales. Que la compañía ofrezca ciertos beneficios sociales es un elemento clave que incide directamente en el salario emocional de los trabajadores. Algunas de las propuestas más comunes son el Ticket Transporte, el Ticket Restaurant o el Ticket Guardería, entre otros.  
  • Retribución flexible. Si la empresa no puede invertir más recursos en beneficios sociales, una alternativa es un plan de Retribución Flexible para los trabajadores, lo que les permite aumentar su capacidad adquisitiva sin necesidad de que la compañía realice un desembolso económico adicional. 
  • Programas de capacitación. Disponer de opciones de formación continua que permitan seguir mejorando las habilidades de los empleados. 
  • Iniciativas de salud laboral. Como por ejemplo cursos de hábitos de alimentación, talleres de gestión del estrés, convenios con bonificaciones en gimnasios o material ergonómico para los empleados, etc.  
  • Ambiente laboral. Es fundamental que la empresa disponga de medidas que favorezcan la sensación de pertenencia a un grupo y el compañerismo. Para ello se pueden promover actividades de teambuilding o disponer en la oficina de espacios de esparcimiento.  
  • Misión, visión y valores compartidos. La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de la empresa tiene cada vez un mayor peso a la hora de que un candidato se decante por una empresa u otra. Uno de cada dos profesionales no trabajaría para una empresa con mala reputación, aunque le ofrecieran un mayor salario. Si el trabajador comparte la filosofía de la compañía le ayudará a sentirse más feliz en su puesto. 
  • Reconocimientos. El hecho de que los superiores sepan poner en valor los logros de un empleado es algo esencial. Esto se puede llevar a cabo con acciones tan sencillas como un reconocimiento público o con medidas como bonos o viajes de incentivos, por ejemplo. 

Como acabamos de comprobar, existen múltiples tipos de salario emocional. Esto no quiere decir que una empresa tenga que ofrecer todos ellos o que apliquen los mismos incentivos a todos los trabajadores, sino que lo ideal es que sean personalizados en función de cada trabajador y de cada tipo de empresa.  

El salario emocional se ha convertido en la actualidad en un importante recurso de las empresas para mejorar el bienestar de sus empleados, ya que el perfil de los nuevos trabajadores demanda ciertos aspectos que una retribución económica no cubre. 

Las empresas con una buena estrategia de salario emocional están mucho mejor valoradas por parte de los trabajadores, algo que los clientes también perciben. El sueldo consigue que los empleados vayan a trabajar, pero el salario emocional hace posible que el trabajador se comprometa con la empresa a través del propósito, aprecio, autonomía, apoyo e implicación.    

Descubre todas las posibilidades que Edenred ofrece a las empresas para apoyar sus políticas de salario emocional que les permitirán tener a unos trabajadores completamente satisfechos e implicados en sus diferentes puestos de trabajo. Solicita información sin compromiso. 

Edenred España

Artículos relacionados

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.