Una de las habilidades, o mejor dicho conjunto de habilidades, profesionales que cada vez demandan más empresas es lo que ha dado en llamarse talento digital. Bajo este nombre, se aglutinan toda una serie de destrezas y aptitudes que permiten que los empleados sean mucho más eficientes y aptos para los puestos de trabajo que se están demandando en la actualidad y, sobre todo, que pasarán a demandarse en los próximos años. 

Descargar guía gratuita

Qué es el talento digital

Hablar de talento digital es hablar de competencias y habilidades digitales. Es decir, contar con la experiencia y los conocimientos necesarios para desenvolverse con destreza en el mercado laboral digitalizado. Esto se debe al rápido y necesario proceso de digitalización que están sufriendo todas las sociedades como consecuencia de la irrupción de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), que han pasado a ser la piedra angular de la mayoría de las actividades sociales y económicas en las sociedades desarrolladas.

La consecuencia directa de este proceso es que se necesitan personas que sepan moverse con destreza en su uso y aplicación en los puestos de trabajo. Estas capacidades y destrezas digitales son lo que se denomina comúnmente como talento digital, y en los próximos años va a constituir un elemento diferenciador de vital importancia entre los trabajadores aptos y no aptos. 

Importancia del talento digital

La importancia del talento digital se debe entender desde dos perspectivas. Por un lado, se encuentra la perspectiva empresarial, que se basa en la adaptación al nuevo medio que supone la sociedad digitalizada. Las empresas no se quedan al margen de la digitalización porque esta les permite ser mucho más eficientes en todos los aspectos y porque, si no lo hacen, perderían una gran ventaja competitiva con respecto a las otras empresas del sector. 

Por otro lado, desde la perspectiva del trabajador, el talento digital se debe entender como un valor añadido a este que, en los próximos años, pasará de ser un valor añadido a una cualidad esencial. Este cambio se debe precisamente al proceso de digitalización que están llevando a cabo las empresas y que, como se ha visto en la primera perspectiva, es un proceso necesario e imparable. 

De esta forma, tanto si se adopta la perspectiva de empresa como de trabajador, el resultado es la necesidad de adaptarse al nuevo entorno digital que ha emergido en los últimos años, y que se consolidará en los siguientes. De este modo, quienes quieran estar dentro del mercado deberán desarrollar talento digital, puesto que, sin él, sencillamente no tendrán capacidad suficiente como para competir contra el resto de empresas o trabajadores que sí que cuenten con estas habilidades digitales. 

Cómo desarrollar talento digital

Existen diferentes formas de desarrollar el talento digital, tanto a nivel individual como a nivel de empresa. En la mayoría de los casos, lo más aconsejable es llevar a cabo un plan inicial que permita identificar las fortalezas y debilidades del sujeto en cuestión y, a partir de ahí, explorar qué materias digitales necesitan ser reforzadas de forma más urgente. 

Por otro lado, también es fundamental enfocar el talento digital a un área determinada. Ningún trabajador está en condiciones de ser un especialista en todos los campos de la digitalización. Por ello, es necesario especializarse en uno de los elementos concretos que constituyen las habilidades digitales, ya que esto es lo que le va a permitir a un trabajador concreto diferenciarse del resto de sus competidores en el terreno digital. 

Finalmente, otro elemento fundamental pasa por la implementación de una formación digital continuada. Es decir, comprender que las habilidades digitales que desarrollan el talento digital requieren una actualización continuada y que, aunque se disponga de un talento digital elevado, esto no exime a la empresa o al trabajador de que siga actualizándose de forma activa a lo largo de toda su carrera.

Descárgate la guía

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.