La priorización de la experiencia del candidato no es solo una tendencia pasajera de recursos humanos. La forma en que seleccionamos talento profesional ha cambiado y, el motivo es que el mercado laboral actual está impulsado por los candidatos. Eso significa que ya no eliges talento, sino que es el talento profesional quien elige a la empresa, y lo hace en función de su experiencia como candidato.

 

Por esta razón, es necesario tener muy en cuenta la experiencia del candidato y busque formas de mejorarla, para diferenciarse de la competencia en la guerra por el talento.

Descargar guía gratuita

¿Qué es la experiencia del candidato?

La expresión “experiencia de candidato» es uno de los términos de moda en cuanto a reclutamiento moderno y el tema más candente en marketing de reclutamiento. Con él se hace referencia a la percepción general del candidato del proceso de reclutamiento de la empresa.

A pesar de parecer algo simple, se trata de una noción muy compleja que requiere de planificación y monitorización para que ayude a alcanzar los objetivos planteados. De hecho, su importancia es tal que la percepción de una experiencia poco favorable del talento profesional durante el reclutamiento podría acarrear consecuencias negativas para el negocio, como:

 

  • Que los candidatos insatisfechos rechacen la oferta de trabajo.
  • Que ese talento profesional nunca más vuelva a postularse a cubrir vacantes laborales en la organización.
  • Que aliente a otros a no postularse, perjudicando gravemente a futuros procesos de contratación.

 

Además, los candidatos descontentos también son más propensos a boicotear los productos de la empresa e incluso a animar a otros a hacer lo mismo. Virgin Media, es un conocido ejemplo del coste de una mala experiencia de candidato, que a ellos les supone pérdidas por valor de 5.4 millones de dólares al año.

 

Pero la percepción del talento profesional que entra a formar parte de un proceso de reclutamiento en la empresa puede transformarse, mejorarse y convertirse en una experiencia positiva, lo que dará lugar a una ventaja competitiva.

Las claves para atraer al talento profesional mejor cualificado

Una experiencia de candidato positiva conduce a un enorme beneficio a largo plazo para la empresa, sin importar si el postulante fue contratado o no. Entre las ventajas de lograr configurarla se encuentran el aumentar la reserva de talento profesional de la organización y mejorar su marca empleadora.

Entre los pasos para mejorar la experiencia del candidato destacan los siguientes:

  1. Escribir una descripción del trabajo clara. Se trata del contenido más importante relacionado con el trabajo que busca el talento profesional que quiere cambiar de empleo. Debe ser una descripción precisa y donde se especifiquen las responsabilidades, sin convertirse en una lista de las necesidades del negocio. También aportar la información necesaria sobre el rango de salario, beneficios y valores de la empresa.
  2. Aumentar la transparencia del proceso de reclutamiento. Establecer expectativas sobre el proceso de reclutamiento es muy importante para brindar una experiencia positiva al candidato. Saber a qué atenerse puede aliviar las dudas, el nerviosismo y la confusión del talento profesional que se encuentra en el proceso de selección. Además, ayuda a que se sientan menos estresados ​​y más valorados por la empresa.
  3. Habilitar un proceso de aplicación fácil. El “60 por ciento de los solicitantes de empleo se retiran antes de terminar de rellenar la solicitud de empleo en línea debido a su extensión o complejidad”. Además, los procesos de solicitud prolongados hacen que la experiencia de los candidatos sea mucho peor. Es importante tener esto en cuenta y hacer todo lo posible para que sea más corto y más simple, por ejemplo, preguntando solo lo que realmente se necesita conocer del talento profesional en este primer punto de contacto.
  4. Respetar el tiempo de los candidatos. Los candidatos desean que el proceso de contratación sea breve y que la comunicación con el empleador sea más fluida. En el mercado laboral orientado a candidatos de hoy, el talento profesional tiene muchas oportunidades, especialmente los perfiles mejor cualificados. Cuanto más tiempo de calidad se dedique al candidato ideal, más competitiva verá la oferta y menos tiempo dedicará a buscar otras.

 

Por último, hay que respetar al talento profesional y evitarle la principal frustración en la búsqueda de empleo, que es la falta de respuesta por parte de la empresa. Según datos de CareerBuilder, “el 81% de los candidatos afirman que su experiencia general del proceso de reclutamiento mejoraría en gran medida si pudieran recibir continuamente actualizaciones de estado”.

Y recuerda que la experiencia de un candidato no termina cuando decides contratarle. El talento profesional entra en una nueva etapa, donde tu empresa deberá saber cuidarle para retenerle en la organización. Para lograr tu objetivo, puedes recurrir a soluciones innovadoras como la retribución flexible, fuente de beneficios para el empleado y la organización.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.