Las finanzas de la empresa son un tema clave que, muchas veces, se complica por la falta de control. Muchos empresarios deciden simplificar su contabilidad y evitar sorpresas desagradables a final de mes optando por la tarjeta prepago.

Descargar guía gratuita

¿Cuáles son las ventajas de la tarjeta prepago?

La tarjeta prepago permite que el empresario establezca límites. De este modo, automáticamente, las cuentas quedan controladas ya que las restricciones impuestas se cumplen y no aparece gastos por encima de los máximos establecidos.

Cuando se opta por este tipo de solución se pueden imponer limitaciones relacionadas con:

  • El importe máximo a disposición del usuario.
  • El usuario autorizado a emplear la tarjeta prepago, que puede ser nominal o estar designada a un departamento de la empresa.
  • La franja horaria en la que se puede hacer uso de ella. Por ejemplo, en el caso de Ticket Restaurant, es una de las condiciones a que puede sujetarse su uso, para garantizar que es empleada para abonar comidas de empresa y no otro tipo de gastos.

Al optar por la tarjeta prepago se minimizan o evitan los gastos no justificados, que, a final de mes, pueden causar un descuadre importante en la planificación. Además, en muchos casos, elegir una de estas soluciones, como puede ser Ticket Gasolina, se asocia con descuentos específicos que, en el caso particular de esta tarjeta prepago se aplicarían directamente en cada repostaje y desde el primer litro.

¿Conviene a mi negocio usar una tarjeta prepago?

La tarjeta prepago entrega la comodidad de una transacción electrónica sin tener que preocuparse por controlar el gasto. Estas características hacen que se trate de una solución muy recomendada para empresas con personal en itinerancia, negocios con una amplia fuerza comercial y organizaciones que deseen ofrecer algún tipo de ventaja a sus empleados.

De hecho, sería una opción interesante para:

  • Negocios que buscan fomentar el ahorro. Muchas veces, la tarjeta prepago está asociada a un programa de recompensas o a descuentos directos. Así, además de evitar que se produzcan pagos no justificados, se consiguen ahorrar algunos euros en servicios de uso frecuente, como la recarga de combustible, que citábamos en el apartado anterior.
  • Empresas que quieren más transparencia. La tranquilidad de saber que todos los gastos quedan registrados y centralizados en un mismo informe aumenta la confianza entre las personas. Este sistema elimina los malos entendidos y posibles confusiones que pudiesen producirse entre el departamento de contabilidad y los empleados, durante la gestión de tickets tradicional.
  • Organizaciones que priorizan la comodidad. Muchas tarjetas prepago se pueden recargar por internet o a través de una app. Son formas sencillas y ágiles que aportan una mayor capacidad de control y simplifican las gestiones.
  • Proyectos que quieren un mayor control sobre sus gastos. Prevenir el gasto excesivo, evitar las deudas y recargos, y limitar las pérdidas es posible con este sistema, que no permite gastar más dinero de la cuantía asignada a cada tarjeta prepago.

A día de hoy las tarjetas prepago se han modernizado y ofrecen servicios que van más allá del simple abono. Es el caso de Corporate, una completa solución que permite tener todos los gastos empresariales bajo control. Además, facilita la recuperación del IVA, centraliza y digitaliza todas las facturas y tickets y hace posible controlar gastos según la política de empresa, al limitar las tarjetas por sectores de uso. Es la opción más recomendable para los empresarios que quieren fijar presupuestos y límites de tiempo fácilmente, teniendo la opción de cargar y descargar las tarjetas en tiempo real.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.