Consejos para desarrollar la visión estratégica en tu negocio

Que una determinada empresa cuente o no con una visión estratégica de su negocio va a marcar la diferencia entre que pueda alcanzar sus objetivos de forma rápida y sencilla o no. La estrategia es un componente fundamental en el que se basa el éxito de una empresa. Es por lo tanto muy importante elaborar una visión estratégica que identifique con exactitud los objetivos de la compañía y que sitúe a los empleados en el camino correcto para lograrlos.

La visión estratégica abarca desde aspectos internos de la empresa (departamentos, áreas, niveles, trabajadores, procesos, etc.), como externos (proveedores, competidores, aliados, precios, nichos de mercado). Define la capacidad que tienen los líderes de observar tanto el entorno como el impacto de éste en la empresa.

La visión estratégica ofrece dos componentes, el abstracto y el concreto.

  • Componente abstracto: Establece cuáles son los elementos que tienen más valor dentro de la cadena productiva y las razones.
  • Componente concreto: Es la habilidad de los responsables de una empresa de identificar los elementos positivos y negativos de la cadena de valor.

La visión estratégica de un negocio debe siempre ponerse por escrito conformando la base de cualquier plan de negocio y siendo uno de los pilares fundamentales en los que se anclan la misión y los valores de la empresa.

Descargar la guía gratuita "Claves para motivar a tus empleados y equipo de ventas"

Qué se necesita para desarrollar una visión estratégica exitosa

No todos los integrantes de una empresa están capacitados para poner en práctica la visión estratégica del negocio ya que es una labor en la que no pueden faltar altas dosis de visión a largo plazo y de proyección a futuro. Por este motivo, para dedicarse a esta labor las personas encargadas deberán tener:

  • Alta capacidad de observación: Para analizar todo al detalle, intentando anticiparse a los acontecimientos y sabiendo reaccionar ante las oportunidades, los riesgos y las amenazas.
  • Conocimiento de las debilidades y fortalezas de la empresa: Es necesario que el directivo conozca a la perfección el negocio que representa para acertar con las necesidades de la empresa.
  • Establecimiento de metas asequibles: Hay que saber interpretar todo lo que se percibe y fijar metas a corto, medio y largo plazo que se ajusten a la realidad del negocio. Estas metas deben estar al alcance de las posibilidades productivas de la empresa.
  • Identificación de oportunidades: Hay que identificar de forma rápida y concisa cuáles son las oportunidades de negocio de la empresa.
  • Planificación constante: Atendiendo en todo momento a un cronograma o a un plan de acción y siempre con un claro objetivo marcado que perseguir.

Cómo elaborar la visión estratégica de una empresa

El plan de visión estratégica deberá plasmarse en un documento resultante de haber llegado a un acuerdo con los valores colectivos. Veamos a continuación cuáles son los pasos a seguir para desarrollar una visión estratégica:

  • Establecer objetivos tangibles. Para ello hay que identificar unas metas claras para poder saber exactamente cuándo se han alcanzado.
  • Ser realista. La visión estratégica tiene que ser ambiciosa y al mismo tiempo realista. Hay que establecer objetivos en función de los recursos de los que dispone la empresa.
  • Nunca olvidar nuestra misión. Ésta servirá de guía tanto para los esfuerzos operativos como para los estratégicos. Ninguno de nuestros objetivos deberá  ir en contra de nuestra misión.
  • Alentar y acompañar a los empleados. Mantener motivado al equipo de trabajo es fundamental para poder cumplir con los objetivos de la empresa. Para ello nos apoyaremos en herramientas tangibles como retribuciones extras, tickets restaurante o retribuciones flexibles; y en herramientas no tangibles, como escuchar la opinión de los empleados, hacerles sentir parte activa de la empresa, buscar la conciliación con su vida familiar, etc. La misión del directivo influye directamente en la toma de decisiones generales entre los empleados y su visión estratégica para alcanzar los objetivos deseados.
  • Saber adaptarse cuando es necesario. La función estratégica puede cambiarse de vez en cuando en función de las condiciones del mercado para que de esta forma la empresa sea mucho más ágil.

Ventajas de contar con visión estratégica en la empresa

Tener una visión clara y concisa de la empresa y sus objetivos es fundamental para un negocio y básica para poder llegar a alcanzar nuestras metas. Algunas de las ventajas más importantes de tener una visión estratégica son las siguientes:

  • Permite tomar decisiones de forma rápida y basadas en información.
  • Poder planear todas las acciones con la suficiente antelación.
  • Ahorro de tiempo e incremento de la productividad.
  • Llevar a cabo acciones basadas en un plan, olvidándonos de la improvisación.
  • Mejorar la motivación de todo el equipo de trabajo.
  • Mejorar la observación y análisis de las cifras clave de la empresa.

A modo de conclusión podemos decir que la visión estratégica consigue que las organizaciones avancen de forma coherente y alineada con su misión, consiguiendo implicar de forma activa a todos los empleados. Estos podrán ser fidelizados de diversas maneras, mediante productos que aumenten la motivación de un equipo y les hagan mejorar su rendimiento. De esta forma será mucho más sencillo poder alcanzar los objetivos planteados. No debemos olvidar no obstante, que siempre habrá que tomar medidas concretas y realistas para hacer realidad la visión estratégica.

New Call-to-action

Artículos relacionados

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.