El diseño de los puestos de trabajo es uno de los elementos más importantes a la hora de conseguir eficiencia por parte del trabajador y reducción de rotación por parte del mismo. Hay que tener en cuenta que un puesto de trabajo debe responder a las necesidades tanto de la empresa como del propio trabajador y, por ello, es fundamental que se diseñe acorde a ambas perspectivas. 

Descargar guía gratuita "Características y funciones del controller financiero"

Qué es el diseño de puestos de trabajo

Se conoce como diseño de puestos de trabajo a la rama de los recursos humanos encargada de crear cada uno de los puestos de trabajo que conformarán parte de las vacantes existentes en una empresa. Hay que tener en cuenta que un puesto de trabajo debe responder a dos aspectos por lo menos. Por un lado, un puesto de trabajo es el lugar en el que un trabajador deberá resolver las cuestiones que la empresa plantee, es decir, llevará a cabo una labor útil para la empresa. Por otro, el trabajador llevará a cabo esta labor útil para la empresa porque recibirá una retribución a cambio de su trabajo. 

En este sentido, la retribución del trabajador implica la necesidad de una perspectiva que vaya más allá del simple salario. En este sentido, ciertos pagos que se suelen denominar “en especia”, contribuyen en gran medida a la satisfacción del trabajador con su puesto de trabajo. De esta forma, a la hora de realizar el diseño de puestos de trabajo, valorar la posibilidad de incluir ciertos beneficios para los empleados como pueden ser el Ticket Restaurant, Ticket Guardería o el Ticket Transporte, entre otros, contribuyen a que el puesto de trabajo que se diseñe sea mucho más atractivo para el futuro empleado. 

Qué importancia tiene y cómo afecta al rendimiento de los trabajadores

Hay que tener en cuenta que uno de los mayores handicaps con los que cuenta una empresa es una alta rotación de los empleados en los puestos de trabajo. Esto se produce debido a diversas causas. Sin embargo, un mal diseño de puestos de trabajo suele ser una cuestión clave que permite evitarlo. Además, un puesto de trabajo mal diseñado también afecta a otros elementos de la empresa, como puede ser un bajo rendimiento por parte del trabajador, un mayor absentismo o, incluso, una gestión ineficaz de los recursos humanos disponibles. 

De este modo, el diseño de puestos de trabajo que sean útiles y necesarios para la empresa, y que, al mismo tiempo, resulten atractivos y satisfactorios para los empleados, constituye un elemento importantísimo para el correcto desarrollo de cualquier empresa. 

Elementos clave en el diseño de puestos de trabajo

Existen muchos elementos que influyen correcta o incorrectamente a la hora de garantizar un buen diseño de puestos de trabajo. Por lo general, algunos de los que no se podrían pasar por alto en cualquier diseño que vaya a ser exitoso son los siguientes:

  • Responder a una necesidad real: Puede parecer una obviedad, pero no siempre es así. Un puesto de trabajo debe responder a una necesidad real para la empresa. Es decir, la persona que ocupe dicho puesto de trabajo deberá realizar una función que sea útil para la empresa. De lo contrario, la empresa malgastará recursos de forma innecesaria y el trabajador se sentirá insatisfecho en el puesto de trabajo en cuestión, ya que no se sentirá realizado con la labor que lleve a cabo. 
  • Ser atractivo para el trabajador: Además de la importancia de que un puesto de trabajo sea útil, también tiene que resultar atractivo para el empleado. En este sentido, es importante tener en cuenta todos los aspectos que rodean a cada puesto de trabajo, desde el ambiente y las funciones que realiza el trabajador, a las condiciones laborales y las retribuciones que este recibe. De hecho, en muchos casos, no basta con ofrecer un salario elevado para que un trabajador se sienta satisfecho, sino que es necesario mejorar sus condiciones desde una perspectiva más amplia. Una posible solución pasa por la Retribución Flexible, que al final constituye una forma de incrementar el valor adquisitivo de los trabajadores sin que ello repercuta en la arcas financieras de la empresa. 

Personalizar los puestos de trabajo: Finalmente, otro de los elementos que no se puede pasar por alto en el diseño de puestos de trabajo es que cada trabajador es único y cada función en la empresa responde a unas circunstancias generales pero que se pueden acotar en un momento y tiempo determinados. Debido a esto, una mayor flexibilidad a la hora de reformular los puestos de trabajo con el fin de adaptarlos a las necesidades presentes de la empresa y del trabajador constituye uno de los elementos clave que garantizan el éxito en los procesos de diseño de puestos de trabajo.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.