La gestión online de la empresa aumenta de relevancia cuando se implantan alternativas de trabajo flexible, como el teletrabajo. Con la llegada de los trabajadores remotos, el equipo se diversifica, los resultados se enriquecen y toda la plantilla necesita actualizarse en el uso de las nuevas tecnologías.

En un entorno que combina la realidad de la oficina con la que permite disfrutar una conexión a internet, la comunicación se vuelve aún más importante. Es necesario encontrar la manera de conseguir integrar al equipo para lograr que todos los empleados estén en la misma página.

¿Quieres descubrir cómo cohesionar a los trabajadores remotos y los que fichan al llegar a la empresa cada día?

Descargar guía gratuita "Características y funciones del controller financiero"

Las claves para una buena gestión online de la plantilla

La gestión online comienza en el momento en que se contrata a ese freelance que vive en otro país y que se encargará del diseño gráfico o se amplía el departamento de contabilidad con los servicios que ofrece una empresa externa. En algunos negocios, la primera toma de contacto con la gestión online se produce al aprobar políticas de trabajo flexibles, como las que permiten a los trabajadores realizar sus tareas desde casa algunos días de la semana o elegir el horario en el que acudirán a la oficina cada día.

Se trata de opciones, todas ellas, que aportan valor a los productos y servicios que ofrece la empresa; pero, para que esta decisión no vaya en detrimento de la calidad de la comunicación interna, conviene tener en cuenta una serie de medidas, como:

  1. Habilitar las herramientas necesarias para el intercambio de información efectivo. La tecnología es importante al enfrentarse a un cambio de este tipo e internet está repleto de opciones, tanto gratuitas, como de pago, para satisfacer cada necesidad. Programas de control de la productividad, aplicaciones para hacer videollamadas, software colaborativos de gestión de proyectos y un sinfín más de alternativas que favorecen la comunicación.
  2. Prever las necesidades de capacitación en plantilla. Habrá personas en el equipo a quienes no les cueste adaptarse a los nuevos medios de trabajo, debido a su familiaridad tecnológica. Sin embargo, esto puede no ser la tónica general y, por el bien de la comunicación, hay que dar formación a todos los componentes del equipo. Solo así estarán en igualdad de oportunidades y podrán continuar con su ritmo de trabajo, a pesar de los cambios.
  3. Establecer un sistema justo de reparto de las cargas de trabajo. De esta forma se podrá evitar que los empleados que no quieren flexibilidad y desean acogerse al modelo tradicional no se vean perjudicados, por quedarse en la oficina.
  4. Recomendar a los trabajadores que la opción del teletrabajo no se use de forma continua, sino solo algunos días a la semana. La forma de motivarles a mantener los lazos físicos con el lugar de trabajo puede ser ofreciendo ventajas, como Ticket Restaurant, por ejemplo.

El comienzo de una nueva etapa en la empresa siempre es emocionante, aunque, los cambios que involucran a las personas puede ser más complicados. Una buena planificación de la gestión online, que tenga en cuenta a los empleados y sus expectativas, aumentará las probabilidades de éxito de cualquier iniciativa de este tipo.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.