Del mismo modo que un puzle se divide en piezas más pequeñas que lo completan, un objetivo general puede estar formado por distintos objetivos específicos. El proceso empresarial que se encarga de trasladar dicho objetivo general a fines más concretos es la dirección por objetivos.

 

En otras palabras, la dirección por objetivos consiste en tomar como base alguno de los objetivos generales de la empresa y fragmentarlos en tareas relativas a distintas áreas: recursos humanos, finanzas, marketing, atención al cliente… Como resultado, cada miembro de la empresa contará con unos objetivos propios de forma que, si se cumplen todos, se habrá cumplido también el objetivo general inicial.

 

En este post vamos a descubrir algunas de las claves para llevar a cabo una correcta dirección por objetivos.

 

Descargar guía gratuita

Dirección por objetivos SMART

En primer lugar, para llevar a cabo una dirección por objetivos eficaz, es importante conocer el término de objetivos SMART. Estas son las siglas en inglés de cinco adjetivos que definen al objetivo bien definido:

  1. Specific (específico). Concreto, detallado; cuantos más detalles incluya, tanto mejor.
  2. Measurable (medible). Que tenga alguna característica que nos permita saber el momento exacto en el que lo alcanzamos.
  3. Attainable (alcanzable). Cualquier persona que luche por un objetivo debe creer que se puede alcanzar. De lo contrario, se desmotivará y no luchará por cumplirlo.
  4. Realistic (realista). Para que un objetivo sea realista, debe realizarse un análisis de los recursos y del potencial de que disponemos en el momento presente.
  5. Time phased (delimitado en el tiempo). Que tenga una fecha de caducidad y que sea obligatorio cumplirlo antes de alcanzarla.

 

Se puede decir que si un objetivo cumple con estas cinco características, lo hemos definido correctamente. Observa por ejemplo la diferencia entre los dos objetivos siguientes:

  1. Aumentar la clientela de la empresa.
  2. Aumentar, antes de los próximos doce meses, la clientela de la empresa un 20% respecto al aumento alcanzado durante el último año, a través del marketing directo y del marketing promocional.

 

Si contamos con un objetivo lo suficientemente definido, como el segundo, estaremos en disposición de elaborar objetivos derivados de él. Dicho de otro modo: el objetivo SMART nos permitirá establecer objetivos específicos que trasladaremos a cada trabajador de la empresa. Esa es la esencia de la dirección por objetivos.

 

Debes recordar siempre que las personas que no tienen su objetivo en mente, difícilmente podrán trabajar sin dar palos de ciego.

Cómo asegurarnos de que cada trabajador conoce sus objetivos

Una vez que hemos definido a través de la fórmula SMART los objetivos generales y específicos para cada departamento, llega el momento de que cada trabajador conozca qué debe conseguir.

 

Para facilitar esta tarea, comentamos a continuación algunos tips de utilidad:

  • Asegúrate de que cada persona tiene claro lo que se espera de ella. Es muy común que, ante las mismas palabras, dos personas entiendan cosas completamente distintas. Por ese motivo es importante que dediques un tiempo a confirmar que cada trabajador ha comprendido correctamente lo que le has intentado transmitir con su objetivo específico. Para ello, utiliza la escucha activa y la retroalimentación comunicativa.
  • Indícale el cómo. Es decir, la forma en la que debe (o puede) cumplir su objetivo. Por ejemplo, entrégale un listado de los recursos materiales e inmateriales que tiene a su disposición.
  • Hazle llegar una copia de sus objetivos con sus correspondientes detalles tanto por e-mail como en formato impreso. El envío por e-mail permite adjuntar un PDF; el trabajador lo leerá en un primer momento y, más adelante, cuando necesite consultar algún detalle concreto, podrá utilizar el comando «Buscar» para encontrarlo rápidamente. Por otro lado, el formato impreso permite que el trabajador tome notas y haga sus apuntes para después preguntar las dudas que le puedan surgir.

 

En resumen: la dirección por objetivos debe, en primer lugar, facilitar y asegurar la correcta comunicación y, en segundo lugar, actuar como hoja de ruta para alcanzar una meta entre todos los miembros de la empresa.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.