Según datos publicados por el Servicio de investigación del Parlamento Europeo, entre la información recogida sobre las mujeres en el mercado laboral destaca el potencial de las personas de este género para desempeñar un papel integral en la vida laboral y la importancia de las políticas sociales para permitirles hacerlo. Sin embargo, el liderazgo femenino continúa escaseando en nuestro continente.

Descargar guía gratuita

Diferencias por género en el mundo laboral

La principal brecha queda definida por la diferencia entre el promedio de ingresos brutos por hora promedio de los empleados remunerados y los de las empleadas remuneradas. La brecha salarial es en la actualidad del 17% en la Unión Europea. Esto significa que por cada 100 euros que ganan los hombres, las mujeres ganan solo 83, como media.

La Comisión Europea analizó 613 de las empresas públicas más grandes de la UE cuyas acciones cotizan en bolsa. Dentro de estas empresas, las mujeres representan:

  • El 5% de los directores ejecutivos (CEO).
  • El 7% de los presidentes.
  • El 23% de los miembros del Consejo de Administración.

Todo lo demás son hombres por lo que, a la vista de estos porcentajes queda clara la situación del liderazgo femenino en Europa.

Sin embargo, hay datos más esperanzadores, ya que en 2018, casi las tres cuartas partes (73%) de las empresas en la UE tenían al menos una mujer en una función ejecutiva, con el 27% de las funciones empresariales de alto nivel en toda la UE en manos de mujeres (GrantThorton).

Liderazgo femenino: ¿cómo apoyarlo?

Las iniciativas para empoderar a las mujeres en los negocios no se limitan a celebrar el Día Internacional de la Mujer. Este asunto, por su trascendencia, requiere atención durante todo el año. Puedes conseguir que tu empresa marque la diferencia en la lucha por la igualdad de género, en el futuro de su cultura laboral y en las trayectorias profesionales de todas sus empleadas, todos los días del año, incluido el 8 de marzo, si pones en marcha iniciativas como las siguientes:

  1. Conectar a las mujeres con mentoras. Poner en contacto a las mujeres con roles femeninos fuertes es una de las muchas maneras de capacitar a las empleadas para que tengan éxito. Por ejemplo, si una mujer acaba de comenzar en su carrera, conectarla con figuras más experimentadas que ya están establecidas en sus profesiones, como mujeres emprendedoras y otros roles de liderazgo femenino, podría ser beneficioso para ayudarla a definir su trayectoria y guiar mejor sus pasos. Otro beneficio de una fuerte conexión con un mentor es la construcción de la confianza de las empleadas, reforzando su capacidad para prosperar en su profesión. Esto es particularmente crucial si el ambiente de trabajo está dominado principalmente por hombres.
  2. Demostrar a las mujeres que son valoradas. A menudo, las mujeres en lugares de trabajo predominantemente masculinos se sienten intimidadas para expresar sus opiniones, por temor a ser demasiado francas. Lo contrario también es cierto, y, por eso, a veces podrían tratar de actuar como «uno de los hombres» solo para que sus opiniones sean escuchadas. Es por eso que es importante recordarles a las mujeres que son respetadas por quienes son y que fueron contratadas por su propia perspectiva, habilidades, dedicación y ética de trabajo. Hay varias formas en que la empresa puede implementar estos valores. El primer paso es el coaching y, a continuación, se puede promover un entorno seguro donde todos puedan expresar sus preocupaciones y desafíos. Finalmente, pueden promoverse actividades de capacitación especialmente dedicadas a las mujeres, como cursos de oratoria, negociación o grupos de apoyo. Idealmente, deberían ofrecerse estas oportunidades a todas las minorías, para que todos puedan sentirse capacitados para prosperar en el trabajo por lo que son.
  3. Tratar de cubrir las necesidades personales de los trabajadores. Todos los empleados tienen vida fuera del lugar de trabajo y eso configura su orden de prioridades. Ya estén relacionadas con la familia u otras actividades extracurriculares, es importante ofrecer el apoyo necesario y alentar a la plantilla a perseguir sus intereses, sin importar con qué género se identifiquen. Por ejemplo, se puede facilitar el que los padres se vayan temprano cuando sea necesario, ofrecer un permiso parental competitivo y apoyar el equilibrio general entre el trabajo y la vida de todos los empleados con flexibilidad siempre que se pueda.

El liderazgo femenino no es solo algo que interesa promover porque es lo correcto. Comprometerte con la causa de la no discriminación por género y aplicarla a tus decisiones de promoción puede beneficiar a tu empresa. ¿Sabías que las mujeres en puestos ejecutivos contribuyen a impulsar el rendimiento del negocio?

Descárgate la guía

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.