A la hora de realizar cualquier proyecto, y especialmente cuando se trata un proyectos en los que están implicados equipos de muchas personas, el liderazgo y motivación son dos de los elementos clave que garantizan el éxito y el buen funcionamiento de una empresa. Además, hay que tener en cuenta que tanto liderazgo como motivación deben ir de la mano, por lo que, aunque el primero es muy amplio e implica muchas facetas diferentes, la motivación es una de las que no puede faltar cuando se ejerce.

Descargar el ebook

Qué es el liderazgo

El liderazgo son el conjunto de habilidades y características que permiten a una persona influir en la forma de ser o de hacer las cosas de otras personas. Esto es especialmente importante en los trabajos que se realizan en grupo o con un equipo detrás, puesto que el liderazgo del responsable del grupo será el que permitirá coordinar la forma de trabajo y la ejecución de las tareas del equipo, por lo que terminará afectando al conjunto del trabajo que se realice y, en consecuencia, a los beneficios de la empresa.

Relación entre liderazgo y motivación

Uno de los elementos que más relación tiene con el liderazgo es la motivación. A pesar de que al pensar en liderazgo lo primero que se suele asociar es la capacidad de gestión de personas y las tareas que estas realizan, la motivación del equipo es también otra de las habilidades que más debe trabajar un líder.

Esto se debe a que liderazgo y motivación siempre van de la mano. El líder de un equipo es el responsable de que el trabajo que se ejecute en conjunto tenga éxito. Sin embargo, más allá de ciertos elementos objetivos y perfectamente tangibles (como pueden ser los objetivos y metas del proyecto, así como los datos concretos obtenidos respecto a ingresos y gastos asociados al proyecto), existen otros elementos menos visibles que también afectan al desarrollo del proyecto y de cada una de las tareas que lo conforman, y la motivación es uno de los principales.

Al hablar de motivación se hace referencia a la capacidad del líder para animar e influir para que una persona o su equipo en conjunto actúen de la forma más eficiente posible en su trabajo. Es decir, es la capacidad que permite que el trabajo se desarrolle con ganas e ilusión, lo que permite que este ofrezca resultados mucho mejores que cuando se ejecuta de una manera únicamente mecánica. 

Cómo ejercer liderazgo para motivar a los empleados

De esta forma, liderazgo y motivación son dos elementos relacionados. El primero debe incluir en su ejercicio el segundo, que permitirá mejorar los resultados del equipo y de la empresa en su conjunto.

Algunas de las formas más importantes para motivar a las personas o equipos a cargo son las siguientes:

  • Orientación: La orientación se refiere a la capacidad que tiene el líder de dirigir a sus compañeros y subordinados en las tareas que llevan a cabo. Una orientación acertada, directa a los objetivos que se deben cumplir, permitirá ganar tiempo y ser mucho más eficiente en el trabajo, lo que conlleva una mayor motivación por parte de los trabajadores gracias a que se sentirán útiles y eficaces en sus tareas.
  • Empatía: La empatía hace referencia a la capacidad de ponerse en el lugar del otro. En este sentido, liderazgo y motivación son elementos que coinciden cuando el líder tiene la capacidad de situarse en el lugar del trabajador o equipo a su cargo, lo que hace que vea con su misma perspectiva la situación. De esta manera, el líder tiene en cuenta las necesidades y preferencias del trabajador, por lo que este se sentirá más motivado al sentir que tiene un líder que le comprende y que está atento a sus intereses.
  • Comunicación: Otro de los aspectos fundamentales de la hora de fomentar la motivación de los trabajadores es que exista una buena comunicación entre el líder y estos. De esta forma, los trabajadores sienten que su líder, a pesar de su condición y liderazgo, es una persona accesible a ellos, por lo que mejorará la motivación con la que afrontarán sus labores y tareas.

Beneficios laborales: Finalmente, aunque no por ello menos importante, los beneficios que obtiene un empleado por su trabajo es otro de los elementos fundamentales de la motivación. En este sentido, el salario es el beneficio más común que se suele tener en cuenta. Sin embargo, también existen otros beneficios que pueden ayudar a aumentar la motivación de los empleados. Algunos buenos ejemplos son los denominados como beneficios sociales, como pueden ser el Ticket Restaurant, Ticket Guardería o Ticket Transporte, entre otros. Estos beneficios sirven de complemento al salario de base de los empleados, y permiten aumentar la sensación de satisfacción obtenida por su trabajo, mejorando la motivación que estos tienen en su trabajo sin que la empresa tenga la necesidad de destinar mayores cantidades de dinero a sus salarios.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.