¿Cómo pueden las empresas ayudar a reducir el síndrome postvacacional?

Volver a la rutina del trabajo puede ser, para muchos, algo complicado después del verano. Según los estudios más recientes, uno de cada tres empleados sufrirá síndrome postvacacional con la reincorporación a su puesto, y gran parte del resto también experimentará fatiga y cuadros de estrés de manera frecuente.

Seguro que has leído diferentes recomendaciones que se hacen a los trabajadores para completar una transición más agradable: no volver de las vacaciones el último día, adoptar rutinas y horarios similares en las jornadas previas, etc. Pero nosotros queremos contarte qué puede hacer la empresa para reducir las posibilidades de que sus  empleados sufran esta depresión postvacacional.

¿Qué es el síndrome postvacacional?

Antes de darte cuatro tips que puedes aplicar mañana mismo en tu negocio, vamos a conocer un poco más sobre este problema. Y es que no es sencillo pasar del relax y el descanso de unas vacaciones a las prisas, los atascos y el papeleo de una jornada de trabajo normal.

El síndrome postvacacional o depresión postvacacional es un problema transitorio que sufren, de manera especial, los trabajadores de las grandes ciudades. Se puede identificar con momentos de cansancio, tristeza, ansiedad, malestar general e incluso fobia social.

No es extraño volver a casa después de un día completo de trabajo y, al ver todo lo que hay que hacer (recoger, limpiar, ordenar, cocinar…), solo nos apetezca descansar.Existen diferentes fases de adaptación por parte del trabajador, desde una incorporación progresiva a las responsabilidades y tareas de su puesto hasta una preparación psicológica para afrontar el cambio de rutina. Pero, como hemos comentado, hoy queremos contarte qué puedes hacer desde tu empresa para ayudar a tus empleados a completar este proceso de la mejor manera.

Cuatro políticas empresariales que pueden ayudar a reducir el síndrome postvacacional

Facilitar la conciliación

Los días de vacaciones son, sin duda, un momento perfecto para estar con nuestra familia, especialmente con los niños en verano. Un cambio brusco en nuestro horario hará que se eche en falta ese contacto familiar, por lo que debemos buscar diferentes métodos para facilitar el tiempo juntos.

Una muy buena forma de hacerlo es a través del teletrabajo, algo que cada vez está más extendido, pero que no en todas las empresas es fácil adoptar. Según varias encuestas, casi el 70% de los trabajadores españoles está a favor del teletrabajo. Esto no solo ayuda a la conciliación familiar y laboral, sino que reduce el impacto medioambiental y el tiempo que pierden en los desplazamientos.

Ofrecer beneficios sociales

Por supuesto, un suelo adecuado es uno de los grandes incentivos para cualquier trabajador. Pero también podemos acompañar esta retribución con diferentes beneficios sociales, que mejorarán su calidad de vida y se ofrecen al empleado de manera totalmente gratuita.

Tres sencillos ejemplos de esto son:

  • Ticket Restaurante: Si queremos ahorrar tiempo en la cocina, el ticket restaurant será el aliado que buscamos, ya que se puede usar desde casa, en pedidos a domicilio, en distintas jornadas, etc, facilitando el momento de la comida y reduciendo el estrés del día. 
  • Ticket Transporte: Como hemos apuntado antes, los viajes hacia y desde el trabajo pueden representar un verdadero problema.
  • Ticket Guardería: Gracias a esta ayuda, exentos de IRPF, se puede organizar de mejor manera el cuidado de los niños.

Alargar la jornada intensiva

Muchas empresas, durante el verano, ajustan sus horarios para hacer una jornada intensiva, que suele tener horas de entrada y de salida más tempranas (como, por ejemplo, de 8 a 15). Sin embargo, esto no está definido de manera general y no se aplica de la misma forma en todos los sectores.

Existen convenios que fijan este horario intensivo desde el primer día de junio hasta el último de septiembre, mientras que otros solo lo establecen para el mes de agosto o cualquier otra fecha concreta. Aun así, mantener la jornada intensiva durante algunas semanas más después del verano puede ayudar a muchos a volver de vacaciones de mejor forma.

Promover el deporte

Es de sobra conocido que la actividad física ayuda a reducir el estrés por la liberación de diferentes hormonas y el impulso de sentirse realizado. También ayuda al trabajador a despejar su mente de los primeros problemas del ‘curso’, e incentiva que lleve una vida sana y en buena forma.

Si tu empresa cuenta con un gimnasio entre las instalaciones de las que puede disfrutar el personal, perfecto. Si no, siempre puedes contar con algún tipo de colaboración con gimnasio de la zona, para que puedan asistir de forma regular. Esto no solo hará que ellos se encuentren mejor, sino que reduce el absentismo laboral hasta en 4 días al año.Seguro que conoces a alguien que ha sufrido síndrome postvacacional, o incluso tú mismo te has visto afectado por él alguna vez. Pequeñas acciones como las que hemos apuntado aquí hacen que el clima laboral sea mucho más positivo, los trabajadores más eficientes y, por tanto, consigamos un mejor rendimiento en toda la empresa.

Maria Abolafio

Responsable de marca, comunicación y contenidos en Edenred España

Artículos relacionados

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.