La correcta gestión de equipos de trabajo es vital para cualquier empresa independientemente de su tamaño o sector de actividad. Seguramente en tu organización ya habéis implementado diversas medidas para gestionar el trabajo de vuestra plantilla mejorando su rendimiento y productividad, pero estarás de acuerdo con nosotros en que todo se puede mejorar y que es una idea excelente probar técnicas nuevas, consejos o tips que otras organizaciones han implementado con éxito. ¿Empezamos?

Descargar guía gratuita "Características y funciones del controller financiero"

Tip 1 para mejorar la gestión de equipos de trabajo: adaptar el puesto al trabajador

El primer tip o consejo para mejorar la gestión de equipos de trabajo tiene mucho que ver con la ergonomía y la prevención de riesgos laborales. Nos referimos al análisis del puesto de trabajo de cada uno de tus empleados para verificar que cumple no solo con la normativa vigente, sino con las necesidades reales de tu plantilla.
Adaptar el puesto de trabajo al empleado no es complicado, pero sí que intervienen muchas variables que deberías conocer como, por ejemplo, la temperatura, la iluminación, el diseño de sillas y mesas…  Pulsa aquí para acceder a diferentes e interesantes guías sobre diseño del puesto de trabajo publicadas por el INSHT (Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo).

Tip 2 para mejorar la gestión de equipos de trabajo: implementar sistemas de retribución flexible

Todos sabemos que el salario que recibimos a cambio de nuestro tiempo, experiencia y talento es un factor fundamental en nuestra motivación para trabajar más y mejor. Así, la medida más sencilla para mejorar la gestión de equipos de trabajo sería hacer subidas de sueldo cada mes, incentivar a los empleados con pluses monetarios por productividad, premiar a los trabajadores más activos con doble paga extra de verano, etc.
Pero ¿qué ocurre si nuestra empresa no puede permitirse este desembolso económico?
¿Debemos resignarnos a ver marchar a nuestros empleados más valiosos? ¿No existe alguna forma de motivar a nuestros empleados sin tener que subirles el sueldo?
La respuesta está en la llamada retribución flexible, una solución ideal para mejorar la gestión de equipos de trabajo sin descapitalizar a nuestra empresa.
¿Quieres saber cómo hacer felices a tus empleados sin tener que subirles el sueldo? Empieza por descargar ahora nuestra guía digital «Cómo tener empleados felices con la Retribución Flexible«. Es gratis ¡y útil!

Tip 3 para mejorar la gestión de equipos de trabajo: racionalizar los horarios y los turnos

Las prisas, los proyectos, los clientes y los múltiples problemas que tenemos que hacer frente cada día a veces nos impiden sentarnos tranquilamente para estudiar los horarios de trabajo y los turnos que hace nuestra plantilla para ver si se pueden optimizar y, así, ayudar a nuestros empleados a conciliar mejor su vida laboral y profesional.
Hablamos de, por ejemplo, permitir el teletrabajo en aquellos puestos en los que sea posible, ofrecer un Ticket Restaurant a los empleados que vivan lejos del trabajo, etc.

Tip 4 para mejorar la gestión de equipos de trabajo: mejorar el ambiente laboral

Según un reciente estudio publicado por el portal Infoempleo, existen varias causas que explican la desmotivación de los trabajadores y, así, la bajada de su rendimiento profesional. A Entre esas razones destaca una que podemos afrontar desde la gestión de equipos de trabajo: el ambiente laboral tóxico.
Y es que intentar trabajar y rendir al máximo en un clima laboral negativo, pesimista y lleno de resquemores, malentendidos y mala comunicación es muy difícil (por no decir imposible). Es más, según este y otros estudios, el malestar personal en el puesto de trabajo es una fuente de desmotivación más importante incluso que el desacuerdo con el sueldo o con las políticas de retribución de la empresa.

Mejorar la gestión de equipos de trabajo: y en resumen…

Como has visto en las líneas anteriores, cualquier empresa puede mejorar la gestión de equipos de trabajo siguiendo unos tips o consejos básicos como, por ejemplo, adaptar el puesto al trabajador, implementar medidas de retribución flexible, racionalizar los turnos y los horarios de trabajo y, por último analizar el clima laboral para evitar que influya negativamente en el rendimiento profesional. ¿Ya has probado antes alguno de estos consejos? ¿Qué tal ha funcionado?

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.